¿Por qué son tan importantes las competencias personales?

IMPORTANCIA DE LAS SOFT SKILLS COMPETENCIAS PERSONALES

Actualmente, las competencias personales son algo clave para adaptarnos al mundo cambiante en el que vivimos, lleno de momentos VUCA (Volátiles, Inciertos, Complejos y Ambigüos). La situación vivida con la pandemia del COVID-19 ha hecho que el cambio que experimenta nuestra sociedad sea más acelerado aún, el cual nos exige de una adaptación constante a un entorno cambiante día a día.

Estamos fuera de nuestra zona de confort, pues, habitualmente somos educados a vivir en entornos ciertos, estables y con visiones a largo plazo. A raíz de todo esto, ahora nos hemos dado cuenta de la importancia de las competencias personales de cara a enfrentarnos a todo este tipo de cambios, desafíos personales y laborales, etc.

 

Los conocimientos por sí solos no nos ayudan a gestionar un nuevo cambio.

Y es que muchas veces necesitamos de las competencias personales de cada uno para conectar, integrar, y dar un uso correcto al conocimiento adquirido, poder tomar decisiones en base a éste y seguir un plan.

Entre muchos de los beneficios que encontramos en aquellas personas que desarrollan sus competencias personales, podemos mencionar:

  • Mejora de su autoconocimiento
  • Mayor seguridad en sí mismas
  • Mayor motivación personal y autopersuasión
  • Mayor enfoque a la acción
  • Mayor capacidad de decisión e iniciativa

Las empresas, conocedoras de todo esto, saben de la importancia de las soft skills en sus trabajadores, por ello personas altamente desarrolladas en estos campos son cada vez más demandadas en el ámbito laboral.

Lista de competencias personales o soft skills

Competencias personales más relevantes

Hemos identificado 3 áreas clave en las que las competencias personales nos pueden ayudar:

  • Saber generar oportunidades
  • Saber cómo movilizar los recursos necesarios
  • Pasar a la acción

 

Identificamos varias habilidades personales clave

Creatividad, que nos permita dar soluciones a los retos y problemas a los que nos enfrentamos.

Visión clara, para ser capaces de identificar, incluso de anticiparnos a las necesidades o problemas futuros, simulando nuevos escenarios y los pasos a seguir que implicarán.

Pensamiento ético, para poder actuar de manera consciente, responsable, integrada con el resto de personas en nuestra empresa y mirando también por la sostenibilidad a largo plazo.

Autoconfianza, la cual nos permita afrontar una tarea o reto con ciertas garantías previas confiando en lograr el éxito; incluso en la aportación de opiniones o asertividad.

Motivación, que junto con la actitud positiva es una de las más demandadas en los procesos de selección y creación de equipos. No obstante, debe ir acompañada de la persistencia para ser capaces de lograr los objetivos propuestos.

Comunicación, algo que muchas veces se echa en falta en los equipos en una empresa, y algo que puede llegar a convertirse en un gran problema.

Iniciativa, que nos permita ser proactivos hacia el cambio y hacia la acción, siendo capaces de decidir con criterio propio, con cierta innovación y pensamiento estratégico hacia los retos, y que de alguna forma sirva como ejemplo de liderazgo personal y de equipo.

Planificación y gestión. Trazar un plan requiere de marcar unos objetivos, pero también buscar los medios necesarios, diseñar las acciones a realizar para conseguirlo, adaptarse a los cambios… Por ello es considerada esencial, no sólo en altos equipos directivos. Aumentará nuestra eficiencia personal y productividad.

Gestión de la incertidumbre y riesgo, necesaria para afrontar la gestión del cambio analizando y asumiendo riesgos, pero tratando en todo momento de minimizarlos.

Con el programa de entrenamiento Smart Skills Company que hemos desarrollado enfocado a las empresas, podremos desarrollar todas las competencias mencionadas y su aplicación en el mundo laboral. Pregúntanos.

Deja un comentario